En la presencia de ruidos molestos

Todo es cuestión de percepción, pero en algunas ocasiones la simple caída de una aguja logra ser lo suficientemente molesto para un individuo, si logramos hacer un experimento en donde le preguntemos a unas cien personas cuales son los ruidos que no soportan escuchar, serian muchas las sorpresas que nos llevaríamos.

Lo que puede ser molesto para una persona para otras simplemente sería una gran tontería, pero son muchas las que coinciden con una gran cantidad de ruidos que son comunes y terminan siendo los peores al escuchar.

Es por esto que un grupo de investigadores realizo un estudio en el cual determinaron cuáles son los ruidos más molestos en el mundo, y los que menos alteran a una persona, trabajando directamente con un grupo de personas en edades jóvenes, monitoreando la actividad cerebral mediante una resonancia magnética, y así lograr percibir cuales son los ruidos que causan algún cambio en el ritmo normal de un cerebro.

Ruidos desagradables en contraste a los menos

Según los resultados de este estudio los ruidos más desagradables para el oído humano, y a los que los individuos reaccionan con mayor incomodidad es cuando se efectúa el raspado de un chuchillo o un tenedor sobre un vidrio, rayar una tiza sobre el pizarrón, el grito femenino, un esmeril, o un taladro eléctrico, rayar con las uñas el pizarrón y el llanto de un bebe, son estos los que mayores molestias ocasionaron.

Ahora bien los sonidos que resultaron menos desagradables fue la sonrisa de un bebe, los aplausos, los truenos y el sonido del agua correr. Cabe destacar que todos estos sonidos se diferencian entre unos y otros dependiendo de las capacidades auditivas de cada persona, para unos más molestos que para otros.

La percepción de los Sonidos

Todo depende de la forma como se mire o como se perciba, en otros renglones se destacan sonidos que comúnmente son más frecuentes o habituales y estos terminan siendo los más intolerables para muchos. Por ejemplo, el llanto de un bebe, así parezca ser un tanto insensible, es muy difícil que las personas toleren ese sonido, actúan de inmediato buscando una solución para acabarlo.

El goteo de un sifón dañado es uno de los sonidos más espeluznantes para muchos, sobre todo cuando el silencio se apodera del lugar en el que se encuentran, fácilmente podrían acabar con el sueño de un individuo o con la paciencia de algunos, muy  a pesar de ser un sonido lento, pero es lo constante de su movimiento lo que lo hace insoportable.

Sonidos como una tos persistente es motivo de preocupación para muchos pero en algunos casos es extenuante para algunas personas, simplemente no lo toleran incluso para el que las padece. Telas rasgándose para algunos es intolerable, el sonido de un mosquito fácilmente podría acabar con la paciencia de una persona.

Sonidos más agradables y soportables

Se ha comprobado científicamente que uno de los sonidos más agradable para el oído humano es el murmullo del agua, es por ello que entre las herramientas usadas en los métodos de relajación es muy común encontrar sonidos de la naturaleza, usados como fondo para lograr la relajación total de un individuo.

Tal vez allí resida por qué siempre las personas relacionan la tranquilidad con ambientes en donde  se destaquen los sonidos de la naturaleza, no solo para esta función, sino cuando deciden vacacionar o acampar. Así que los sonidos más tolerables son estos.

Así como es extremadamente paradójico que la sonrisa de un bebe sea una de las más agradables, a pesar de que el llanto sea de los sonidos más molestos. Así como los sonidos de los aplausos, siendo sonidos un tanto estruendosos son relacionados con sonidos de aceptación por lo que en psiquis funcionan y son percibidos de forma distinta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *