El ruido afecta el desempeño escolar de los niños

Existe un límite en que los sonidos se convierten en ruido y molestan a cualquier tipo de personas de una manera u otra. Ese límite, exactamente, es cualquier número mayor a 90 decibelios. Para que se tenga una idea clara de del tema, en el silencio absoluto se perciben 0 decibelios, mientras que en el despegue de un avión se percibe 150 decibelios. Los humanos nos concentramos y no nos molestan sonidos de cuarenta decibelios, lo cual es exactamente la cantidad de sonido percibido en una biblioteca común. Dicho esto, podemos notar que un ambiente se presta para una actividad u otra de acuerdo a la cantidad de sonido que presenta. Por ejemplo, las bibliotecas son el hábitat ideal para los lectores ya que los decibelios captados son muy bajos, mientras que una carretera, por sus altos decibelios, no permite otra actividad más que la circulación de vehículos.

Recientemente, en España, los padres de hijos en etapa escolar están preocupados por la disminución del rendimiento académico de sus hijos. Los padres integrantes del personal de Cerrajeros manifestaron su angustia con respecto a la falta de atención que sus hijos presentan en las aulas de clase. Y es que no sólo en España sucede esto, estudios realizados demuestran que últimamente los niños tienden a disminuir calificaciones si residen en ambientes no propicios para el estudio. Cuando decimos “ambientes no propicios para el estudio” hablamos de aulas donde los decibelios de sonido son tan altos que no permiten la concentración necesaria para el estudio.

La contaminación acústica supone un gran problema para la humanidad, ya que, si los niños no pueden ser bien educados a causa de esa contaminación, muy probablemente nuestro futuro no sea el que esperamos, pues los niños son el futuro de las naciones y el estudio es el progreso de un país. En ese sentido, la mayoría de escuelas catalanas tienen una cantidad de sonido ampliamente mayor a los 55 decibelios, la cual es la cifra óptima de sonido para el confort y bienestar de los niños.

Las causas de que las escuelas superen con diferencia los 55 decibelios son variadas y dependen en gran medida de la hora en que sean realizadas las pruebas de sonido. Sin embargo, los expertos han llegado a la conclusión de que la principal causa es la cercanía de las escuelas con el tráfico ferroviario. Una parte considerable de las escuelas catalanas son construidas en espacios adyacentes a las vías del tren por el bajo costo que suponen el terreno y construcción per se. Por lo tanto, en busca de economizar en gastos se pone en riesgo la salud y la educación de nuestros niños.

En consecuencia, sólo queda comentar y exhortar a los entes correspondientes que antes de llevar a cabo cualquier edificación, lo principal y primordial es la salud y el bienestar humano, porque siempre será preferible no ahorrar para no lamentar, pues lo barato termina, en la mayoría de los casos, saliendo caro.

Bajarle el volumen a tu televisor también te ayuda a ahorrar dinero

Puede sonar increíble para mucha gen te, pero lo cierto es que tomarnos la molestia de bajar el volumen a nuestro ordenador nos permitirá ahorrar una buena cantidad de dinero al final de cada uno de los meses e incluso del año. Esto, porque comienzan a influir algunas de las costumbres que tenemos, y vamos a explicarte de qué forma puede ser negativo para nuestro día a día, tener el hábito de escuchar la TV con el volumen demasiado elevado.

Lo cierto es que diversos estudios científicos han demostrado que más allá de costumbres que nos han perder energía o malgastarla, teniendo que pagar más al final de cada período, existen otras que parecen no afectarnos cuando sí terminan haciéndolo.

Para que te des una idea de lo que decimos, tienes que pensar que en la actualidad, por ejemplo, sabemos que si dejamos el televisor encendido o el ordenador cuando no los estamos usando, vamos a producir un mayor consumo de energía del recomendable. La diferencia es que existen otros hábitos o costumbre que no tenemos en cuenta y que pueden ser igual de perjudicial en este tipo de situaciones, como el escuchar la televisión demasiado fuerte.

Baja el volumen de tu televisor para ahorrar dinero

Esto, porque como decíamos son muchas las investigaciones que han encontrado una estrecha relación entre escuchar la televisión demasiado fuerte de volumen durante todo el día, y no apagarla casi nunca. Es decir, que habitualmente las personas que escuchan tu TV con más volumen del que deberían son las mismas que luego no tienen por costumbre apagarlas debido a que necesitan escuchar todo el tiempo el sonido de este artefacto.

Es decir, no se trata de que el volumen alto de por sí gaste energía, sino más bien de que cuando nos acostumbramos a escuchar la TV con el volumen alto, generamos una dependencia que hace que luego no la apaguemos bajo ningún punto de vista. La consecuencia casi inmediata de ello es que gastemos más luz de lo normal, pues deberíamos apagar la televisión siempre que no la usamos, o al menos programarla para que quede en modo stand-by.

Entonces, ¿qué es lo que tenemos que hacer si queremos ahorrar dinero? Acostumbrarnos a ver la televisión a un volumen mucho más bajo de lo que lamentablemente muchos de nosotros lo hacemos en el día a día, ya que eso nos permitirá ahorrar una enorme cantidad de dinero, algo que siempre resulta interesante, al menos para gastarlo en otras cosas.

Lo mismo podemos decir con la luz, ya que muchas personas para evitar el dolor de cabeza que puede producir ver la televisión cuando las luces están apagadas, deciden dejarlas encendidas, y a final de cuentas se quedan dormidas en estas circunstancias.

Bien, en estos casos lo que nosotros recomendamos es que instales en tu vivienda o al menos en los cuartos en los que sueles ver la TV, un dimmer o regulador de luz, gracias al cual al menos podrás bajar su intensidad, y así, si te quedas dormido mientras la estás mirando, estarás ahorrando energía sin haber hecho ningún esfuerzo.

Nuestros electricistas matriculados profesionales pueden brindarte los mejores presupuestos para instalar dimmers en tu casa, con el asesoramiento personalizado que buscas, y la atención las 24 horas, los 7 días de la semana, en caso de que ya tengas uno colocado y esté funcionando mal.

Nuevas pantallas acústicas permiten regular la reducción del ruido del tráfico

Recientemente me dirigí al establecimiento de cerrajeroscoslada.es y noté que en el interior el recinto, donde están las oficinas, se vive un ambiento muy calmado desprovisto de cualquier ruido o contaminación sónica exterior. Me sorprendió mucho este hecho, ya que los ruidos de la ciudad, una carretera y una fábrica, están muy prontos al establecimiento. Le pregunte a una oficinista cómo logran tal placidez sónica y me comentó acerca de las barreras sónicas que poseen en todo el derredor de su recinto.

Para un mejor entendimiento de la historia, las barreras sónicas son simples paredes construidas con un diseño interno bastante complejo y muy sofisticado. Dichas barreras sónicas, también se les conoce con el nombre de paredes sónica, barreras acústicas, barreras de sonido o pantallas acústicas. La función de estas pantallas es mitigar los ruidos producidos en carreteras y en las actividades industriales para cumplir con las normativas de cada país acerca de la contaminación sónica. Tuvieron su auge en la época de los 70 en Estados Unidos.

Siguiendo la conversación con la oficinista descubrí que sus pantallas acústicas son algo anticuadas porque no tienen la posibilidad de regular el ruido apantallado como las nuevas que la Universitat Politècnica de València (UPV) y la empresa Becsa han confeccionado. De esa forma, se puede permitir la cantidad de ruido exterior que se desee según los gustos de cada usuario.

Una de las características que diferencian a esta pantalla acústica del resto, es la integración de una película aislante acústica hecha con plástico PET, proporcionado por la empresa Piesla. El plástico PET es un material muy barato, ya que puede ser reciclado constantemente, por lo que la incorporación de este aislante no supone un aumento significativo del costo de la pantalla acústica.

Asimismo, la innovación que destaca a esta pantalla y la que le valió en máximo galardón a sus creadores en la cuarta edición de la Feria Innovacarretera, festejada en Madrid, fue el diseño maleable que habilita la regulación de la penetración del sonido sobre la barrera.

Por otra parte, su diseño estético es muy vanguardista y dista en demasía de las pantallas acústicas convencionales que afean los entornos urbanos. Por ende, este tipo de pantallas acústicas permiten ser utilizadas en cualquier clase de zona, embelleciendo y proporcionado una reducción de la polución sonora. Así que, los gobiernos del mundo ya lo saben, en el mercado no hay mejor opción en cuanto a pantallas acústicas que las fabricadas por la Universitat Politècnica de València (UPV) y la empresa Becsa.

En la actualidad, la polución sónica es uno de los problemas más relevantes de las nuevas sociedades, provocando efectos nocivos notables en los ciudadanos de cualquier parte del mundo; principalmente en la salud. Es hora de que pongamos un alto a esto y nos pronunciemos al unísono para que todos los gobiernos del mundo opten por instalar en los lugares más bulliciosos de las distintas zonas internacionales, barreras de sonido para mejorar la calidad de vida de los habitantes.

El ruido y la productividad laboral

El exceso de ruido afecta a todos los niveles de la vida, también al ámbito laboral. En ocasiones ese ruido proviene del interior del espacio en el que se trabaja: timbres, teléfonos, tránsito de personas, etc. Pero otras veces proviene del exterior, del ruido del tráfico en calles y carreteras.

El origen, en este sentido, no tiene demasiada importancia, porque el resultado es el mismo. Los expertos calculan que en un entorno ruidoso se reduce la productividad hasta en un 33 por ciento. Cuando el ruido es elevado y constante es mucho más difícil concentrarse, se genera más estrés y más frustración. El ruido puede provocar problemas de audición, cansancio y dolores de cabeza. Y todo ello afecta al rendimiento laboral.

Ruidos de los que, a veces, no son conscientes ni trabajadores ni empresarios, a pesar de la rebaja del rendimiento de los empleados. Por eso es tan importante concienciar sobre un problema muy común y de consecuencias serias, en primer lugar para el empleado, y en segundo lugar para el propio negocio.

Tomar medidas para evitar las consecuencias del ruido excesivo es importante, pero no se trata de insonorizar, por ejemplo, la oficina. A veces con una medida mucho más sencilla, como es trasladar los puestos de trabajo a otras zonas, alejándolos de ventanas, es suficiente. Cierto es, sin embargo, que en la mayoría de la ocasiones la solución del problema pasa por un mejor aislamiento del exterior, especialmente en ventanas, e incluso con la instalación de barreras acústicas exteriores.

Se trata de inversiones que pueden resultar costosas, pero los resultados no tardarán en verse y con cada vez mas empresas de servicios, los inversores en trabajo están apostando por buenos aislantes acusticos. Trabajadores que se concentran en sus tareas son trabajadores que rinden más y mejor. Trabajadores que no están bajo la constante presión de unos niveles sonoros elevados son trabajadores que enferman menos. Y todo ello se traduce en una mejora de la productividad y, con ello de los beneficios empresariales. Por ello nunca hay que pasar por alto el problema que el ruido supone en el trabajo.

Consecuencias de la contaminación acústica

La contaminación es uno de los problemas más comunes que vive la sociedad desde ya hace muchísimo tiempo, esta se clasifica en diversos tipos, desde la contaminación de los aires, hasta la contaminación de las aguas. Algo tan común como la basura puede generar una gran cantidad de contaminación, desde la comida que se queda atascada en nuestro fregadero, por lo cual necesitamos contar en ocasiones con la presencia de un servicio como los de Reparacion de frigorificos Madrid, hasta los desechos tóxicos emanados de las grandes industrias fabricantes de materiales y productos de distinta índole.

Pero hoy no nos enfrascaremos a la contaminación ambiental derivada de los desechos sólidos domésticos o los desechos industriales, sino a la contaminación producida por el sonido y cuáles son los males que ésta origina, pues es también llamada contaminación acústica, este tipo de contaminación se deriva del ruido producido por diversos factores, bien sea industriales o ferroviarios, pero de algo si hay que estar seguros, este es un problema bastante serio que afecta la salud y por ende, la vida de las personas, pues el estado más grave de la misma es el poco conocimiento que se tiene acerca de los problemas que puede causar a nuestro organismo, por lo que si su máquina de lavar tiene tiempo estropeada y hace ruidos fuertes, llame inmediatamente a los servicios de desatascosbarcelonaeconomicos.es, no se quede con ese ruido dañino en su hogar, pues en el futuro puede ocasionarle problemas cardiovasculares.

Empresas se han tomado muy en serio la tarea de difundir la información acerca de las posibles consecuencias que pueden producirse al estar expuestos a una contaminación acústica grave, algo que normalmente se vive en las enormes ciudades, donde el tráfico es muy fuerte y pesado, y también en las regiones industriales.

De los problemas que se derivan de la contaminación acústica podemos encontrar los siguientes:

Trastornos auditivos como un trauma acústico, producido por haber estado expuesto a un nivel de sonido sumamente alto, y los síntomas presentados en este tipo de enfermedad van desde pérdida del sentido del audio hasta un aumento en el umbral auditivo, lo que normalmente ocurre con las personas que padecen sordera.

Posterior a esto, están los trastornos no-auditivos, con los más comunes y los menos detectados por el individuo siendo: estrés, irritabilidad, insomnio, etc.  En los menores de edad está la falta de concentración, depresión, baja de rendimiento escolar, entre otros.

Pantallas acústicas para una mejor vida

La contaminación acústica y el ruido pueden tener consecuencias muy perjudiciales para el funcionamiento sano de una ciudad y para la correcta y armónica vida rutinario de los ciudadanos de a pie. Ante este engorro a amenaza, la barrera acústica es quien tiene que cumplir su función, por media de una estructura exterior que se convierte en una especie de pared sónica que impide que las frecuencias de sonido más molestas puedan pasar con toda su fuerza.

El receptor se beneficia así de esta recomendable medida, que sirve para mitigar, reducir, amainar y hacer soportable toda la polución acústica que hace peor la vida. El tráfico, las maquinarias pesadas, el trajín de las factorías, las mudanzas y sus ruidos o la abundancia de carreteras en un radio de acción muy concreto se encargan de crean un clima insoportable para los oídos humanos; actuar con una barrera acústica es lo ideal en todos estos casos. Conservar la salud auditiva y poner las herramientas necesarias para el correcto descanso de la ciudadanía son las premisas que llevan a las autoridades responsables a colocar pantallas acústicas.

A veces el espacio, el escenario, el contexto, el radio y la superficie del lugar donde vayamos a colocar una barrera acústica condicionan el proceso de implantación. Son muchos los factores que debemos tener en cuenta, por lo que lo mejor será encomendarse a la labor de los profesionales especializados en la materia.

En este sentido, si por ejemplo nos encontrásemos en campo abierto y quisiéramos neutralizar el ruido que provocan la maquinaria o los equipos de climatización, lo mejor sería apostar de forma decidida por las barreras acústica integral; estas pantallas tienen la virtud de adaptarse a cualquier escenario y poseen un carácter modular, a lo que hay que añadir que son fáciles de colocar y que cumplen su función mejor que ninguna otra barrera en terrenos muy abiertos.

Sobre 150 mil euros de inversión para instalar pantallas acústicas en Gavá

El objetivo de esta inversión es la reducción del ruido perteneciente al tráfico que sufren los vecinos de la comunidad del barrio Ausiàs March.

Se han establecido unas obras para las instalaciones de pantallas acústicas, según el comunicado emitido por el ayuntamiento de Gava, las localizaciones exactas de estas pantallas acústicas estarán en el puente de la C-234, vía en la cual se produce el mayor ruido que perjudica la vida de la comunidad del Barrio Ausiàs March. Para ello se determinó un presupuesto de 150 mil euros al ayuntamiento, para que este pudiera hacer efectiva esta obra, dado los constantes llamados de atención por parte de la comunidad y las diversas denuncias realizadas en relación a este caso.

El proyecto se llevara a cabo de la siguiente manera, con la construcción de 223 metros de pantalla acústica del material de Hormigón y metacrilato, la cual poseerá una altura entre el metro y medio o los dos metros, para que el ruido desaparezca por completo, o se reduzca de manera casi determinante, es decir se inhiba de manera radical la entrada de ruido a la comunidad, método empleado también por Electricistas Madrid, en mucho de sus proyectos para salvaguardar la seguridad de las personas.

Problemas de estrés, cansancio, insomnio, y diversos problemas orgánicos en los que se incluye la tensión arterial, son los ocasionados por los ruidos, a los cuales debemos añadirle la perdida de las funciones auditivas y en los niños la disminución de su capacidad cognitiva, parecido a los problemas que en ocasiones presentan los individuos que laboran en una empresa de trabajos fuertes, por ejemplo Fontaneria urgente Madrid.

Estos fueron los puntos fuertes de las denuncias establecidas por los vecinos de la comunidad, los cuales ya no aguantan más estos ruidos en la vía.

Más de una década en reclamación tienen los vecinos con respecto a este punto, pues la primera de ellas se efectuó en el año 2005, periodo en el cual han pasado ya dos procesos electorales y ninguno les dio solución a su problema, hasta hoy que fue aprobada la solicitud establecida por el ayuntamiento de la región, donde no se estaban cumpliendo con las normativas de la carretera, por lo que parecía inaudito para los locales que la resolución de su problema no haya sido resuelto con brevedad.

Para la aplicación de métodos de ensamblaje en el proyecto, se contó con herramientas tecnológicas utilizadas en empresas como cerrajeros Marbella, donde se trabaja con una alta tecnología.

Pantallas acústicas para jardín: tranquilidad en el hogar

A veces no se tiene en cuenta el ruido del tráfico cuando se compra una casa. Otras veces lo que ocurre es que este se eleva por un mayor tránsito en la zona provocado por diferentes circunstancias. El resultado es siempre el mismo: molestias e intranquilidad. Cuando se trata de espacios interiores, cerrar las ventanas ayuda a mitigar esos molestos ruidos. Pero cuando se trata del exterior conseguir aislarse parece imposible, al igual que parece dificil el buen funcionamiento de las tuberias, pero puede contar con el grupo de poceros profesionales.

Pero no lo es. Existen barreras acústicas diseñadas específicamente para jardines y patios. Vallas que absorben todo tipo de ruidos externos y que hacen que los espacios exteriores de la casa sean lo que tienen que ser: lugares para el relax y el descanso. Un silencio que ayuda, sin duda, a mejorar la calidad de vida y a disfrutar plenamente de la vivienda.

Este tipo de pantallas “domésticas” suelen estar fabricadas en una estructura de acero galvanizado, ligera pero muy resistente, y un núcleo de lana de roca. Paneles que no solo aíslan, sino que ofrecen infinidad de Las posibilidades decorativas. Para quienes tienen jardín, el armazón metálico puede servir de apoyo para el crecimiento de plantas trepadoras. Pero, si no es así, se puede recubrir de redes decorativas en materiales plásticos o madera que den un aspecto moderno y agradable al jardín.

Hay que tener en cuenta que, según las necesidades de aislamiento acústico y visual, los paneles se fabrican en diferentes alturas, que pueden llevar hasta los tres metros. De esta manera es posible encontrar una pantalla acústica ideal tanto en lo que a dimensiones como en lo que a estética se refiere.

Se trata de pantallas, además, realmente efectivas que aíslan la zona del jardín y también la planta baja de las viviendas. Medidas tal vez aún no muy conocidas, pero más que recomendables en el caso de viviendas situadas muy cerca de carreteras o en lugares donde el tráfico es algo más intenso.